Seleccionar página

Y darle un beso de mi parte, en tanto que yo a la mía no puedo. Gracias por haberme dado TODO siempre. Por estar en el momento en que te necesito, por ser riguroso cuando hay que serlo, por escucharme, por quererme tanto y darme el mejor obsequio que se le puede dar a alguien, una hermana.

La madre de la víctima -que también solicitó contundencia en la app de la ley aPedro Sánchez- puntualiza, en una carta hecha pública por Espéculo Público, que su hija de 16 años no es una mujer sino más bien una pequeña. «Y no se \’repara\’, como usted indica, pues no es una muñeca rota. Mi hija arrastrará consecuencias para toda su historia», lamenta. Tengo que decir que tuvimos mucha suerte en el sendero. Porque a pesar de verlo todo tan obscuro, que los días iban pasando y no veíamos la solución, que todo se movía muy de manera lenta, me encontré en el camino a personas increibles que nos asistieron bastante. Aceptar a nuestra madre es muy importante para lograr vivir nuestra vida con calma y con fuerza.

¿Exactamente en qué cabeza cabe que un niño de 9 años se le diagnostique de Depresión o de Trastorno de Ansiedad Extendida teniéndolo todo, supuestamente, a su alcance? Está claro que algo no estamos haciendo bien. Por supuesto, el único ganador era el primero…los 25 niños restantes de la clase se veían como perdedores. Se sabe que sostener a tu bebé al lado de tu pecho es la mejor opción cuando apenas comienza a confrontar al planeta. Abraza cada segundo, pues con el paso del tiempo lo vas a ver correr por doquier y serán contadas las ocasiones que decida quedarse a tu lado. Llevarlo entre tus brazos a todas partes tampoco va a estar mal.

Es el cielo, es la tierra y el firmamento también. Madrecita de mi vida que te daría yo a ti. Yo te daría la luna solo por verte feliz y te daría mis labios para verte sonreír y te daría mis besos. Yo te los daría a mil y te daria mis brazos y me abrazaría a ti y mi vida entera madre para verte a ti vivir. Este es un homenaje que tu hija te hace a ti y a todas y cada una madres de todo el mundo que si bien están no están aquí. Pero pese a todo yo me siento tan feliz porque tengo tu presencia y por el hecho de que te tengo a ti.

Ahora comprendo también, que no podías haber hecho otra cosa. En este momento veo que necesitaba estudiar tu manera de llevar a cabo las cosas para hallar asimismo la mía propia. Siento si te lo puse realmente difícil en mi niñez o mi adolescencia. Me costaba ver, que tenías asimismo tus asuntos diferentes a los míos. También veo que lo hiciste lo mejor que supiste y pudiste conmigo. Por ti soy como soy y nunca tendré tiempo suficiente para agradecertelo.

carta a una madre

Mamá asimismo se equivoca y en el momento en que lo realiza, corrige y solicita perdón. Mamá, como todo el mundo, llora en el momento en que está triste. Esto que ves, no es una motita de polvo en el ojo; son lágrimas, cariño.

No tiene cuerpo, pero su energía está más presente que jamás, porque ahora es omnipresente. Cuando necesito un abrazo se lo pido, tú puedes hacerlo también», afirma. «Usted no intentó con Igualdad ni a la familia ni a la niña. Podría haber actuado humanamente», le recrimina, dolida por la «frialdad» con la que intentó la agresión en un tweet que, a su juicio, es una «palmadita en la espalda» que no ha buscado ponerse en el sitio de la menor. Ahí estuvo mi hija unos meses en régimen de centro de día, recuperándose y haciéndose fuerte para volver a ser ella, para regresar a vivir.

anonymous