Seleccionar página

Siento mucho temor de que ahora un error puede echar por la borda tantos años de amistad. Nunca deseé traicionarte, pero cualquier sombra de decepción y tristeza que se cierna sobre ti está justificada y de ahí que quiero ponerme de rodillas y pedirte perdón. Porque esto no es un signo de humillación, sino más bien de humildad y de respeto.

carta a una amiga

En los momentos más bien difíciles has sido el pañuelo que ha enjugado mis lágrimas y el corazón en el que he encontrado refugio. Y en los momentos mucho más inolvidable apareces tú en todas y cada una las fotografías, las de nuestras locuras y nuestras fechorías mucho más inconfesables. En eso radica la lealtad, amigo, en comunicar los buenos y los malos ratos. Y que no queden como palabras vacías, sino más bien como un firme compromiso para que no vuelva a ocurrir. Te deseo bastante para permitirme el lujo de perderte.

Sabes advertir de manera perfecta cuando estoy feliz, en el momento en que estoy triste, en el momento en que estoy enfadada o en el momento en que necesito que estés junto a mí. Nadie como tú para aconsejarme en mis resoluciones, para acompañarme en los mejores planes, para escucharme cuando necesito desahogarme. Es una realidad que casi siempre comprendemos el cariño de una manera romántica. La distancia no es para siempre y no significa el fin de nuestra amistad. Gracias amiga por llegar a mi vida y darle una luz diferente a mi existir.

Como en todas y cada una de las relaciones de amor siempre hay buenos y pésimos momentos, pero creo que nuestra amistad puede con eso y con considerablemente más. Solo deseo decirte que te quiero mucho y que ojalá nuestra amistad dure para toda la vida. Siendo verdaderos, jamás nos encontramos preparados del todo para mencionarle adiós a alguien especial.

Como te dije la distancia no posee por qué razón cambiar nuestra amistad, no dejes que te lleve a cabo olvidar que siempre voy a estar para ti. Recuerda que, aunque no estemos cerca, siempre y en todo momento estoy contigo. Me duele que te vayas por el hecho de que por el momento no tendremos tanto tiempo para comunicar y, al tiempo, me siento tan feliz porque sé que esto es lo que quieres realizar. Hemos prosigo amigas por tanto tiempo y hemos superado ocasiones que parecían insuperables, entonces, estoy segura de que la distancia solo va a ser una manera de fortalecer esta relación.

general