Seleccionar página

Lo que nos ataba a nosotras era mucho más que eso. Tenía que ver con una resolución siendo consciente de estar juntas pasase lo que pasase. Pasaron los años y no volví a pisar una pista de hielo. Me aterrorizaba volver a caerme y partirme la boca o que me cortasen un dedo –rayadas absurdas que tengo, no me juzguéis–. Sin embargo, el invierno pasado me animé y volví a ponerme los patines.

carta a mi mejor amiga

El mismo día que puse mis ojos en ti, vi a un hombre muy capaz. En el final, resulta que, eres la persona más capaz que he conocido en mi vida hasta la actualidad. Que tu talento te compre la mejor de las fortunas. Estoy esperando que nos reconciliemos de nuevo, después de muchos años de separación el uno del otro. Esta amistad es verdadera y no cabe duda de que no amamos de corazón. Amigas de mi vida, me habéis aportado tanto en todos estos años que no podría haber llegado donde lo hice sin tu apoyo incondicional, como el de una madre.

Qué más da, lo importante es que, gracias a ti, pude salir airosa de la situación. Apareciste en mi vida en el momento en que me dejó mi primer novio. O en primero de EGB, en el momento en que estábamos sacando punta en la papelera. Quizás fue en los columpios del parque o cuando coincidimos en aquel trabajo. Qué más da, lo importante es que apareciste.

El almacenaje o acceso técnico que se utiliza de forma exclusiva con fines estadísticos anónimos. Por ello debemos pensar y preparar bien lo que afirmaremos, para que nuestras expresiones expresen verdaderamente las buenas vibras, el cariño y los buenos deseos que contamos hacia la pareja. Ahora, te mostramos algunas bellas frases que puedes utilizar para dedicárselas a tus queridos amigos o familiares que decidieron casarse. Ellas son las auténticas MVP de nuestras vidas. La relación con tus amigas es de las mejores que tendrás en tu vida y no se parece a ninguna otra relación que puedas presenciar.

Me sacaste del apuro cuando aquellas chicas mayores se metieron conmigo. O en el momento en que me cambiaste el momento para que pudiera proceder a aquel concierto. Cuando me dejaste copiarme en el examen o me dejaste tu vestido favorito para proceder a la celebración donde conocí a mi primer novio (sí, el que me dejó unos renglones mucho más arriba).

general