Seleccionar página

No puedo creer que este instante me tomara por sorpresa. Tras todo, he tenido 2 décadas para prepararme para esto. Aun de este modo, me ha golpeado bastante visto que nosotros 2 vayáis a cumplir 18 y 21 años en cuestión de días. La verdad de lo que eso significa me dejó un tanto sin aliento y, para ser sincero, bastante temor. Criarte y educarte es difícil, pero te quiero.

carta de amor a un hijo

Contamos una vida por enfrente para enseñarte cosas, para educarte, para estudiar, para reír, para confundirnos y llorar juntos. Las lagrimas que brotan, son lagrimas de felicidad, de amor, de sentimientos que nunca consideramos que podrían existir y que merced a ti experimentamos día a día. Llegaste por cesárea y sólo pude sentirte en mi hombro un minuto y te apartaron de mí. Fueron las tres horas de espera mucho más largas de mi vida, en las que me había imaginado estar los 2 piel con piel.

Tallaste mi aptitud de amar, dotándome de un amor eterno, profundo, real. Me demostraste que podía convertirme en la persona más incondicional y darlo todo sin pedir nada a cambio. Desde este instante te sugiero mi duende, que aprendas a madurar de a poco, primero se un niño feliz y después no pierdas interés en las cosas, pues el planeta es muy diverso y tus días se llenaran de experiencias. No hay tiempo suficiente ni palabras para expresar todo lo q se siente siendo madre.Es lo mucho más maravilloso del mundo . Rememoro la historia de mis sueños, esperanzas y pretensiones, la que retraté para ti y tus hermanos.

El almacenaje o acceso técnico que es usado de forma exclusiva con objetivos estadísticos. De qué forma me satisface que tus profesoras me comenten que eres aplicado y responsable. Cómo se puede ser tan sensato y tener la cabeza tan bien amueblada con solo siete años. De qué manera me agrada que me cuentes tus cosas.

No hay obsequio mucho más purificador y gratificante que tu simple presencia. Me enseñaste las verdades escondes del amor y los secretos de la vida. Me ayudaste a redefinir la alegría y a ponerle cara a la paz y la armonía.

Tampoco estas en el corazón de sus hijos para saber de qué manera sienten a su padre y como valoran sus actos, físicos y espirituales. Busca siempre en tu interior, en ti, para entender qué es lo que disfrutas realizar en esta vida. Jamás sabemos el tiempo que vamos a vivir, pero sea el que sea, es mucho más limitado de lo que crees ahora. Pues, por poner un ejemplo, dedicando tiempo para pensar y reflexionar tú solo sobre tu vida y sobre lo que deseas. No sé cuándo será la próxima vez que podamos volver a hablar, que tengamos la posibilidad vernos.

other