Seleccionar página

Por otra parte, si tu renuncia puede conllevar un perjuicio para la compañía, esta se reserva el derecho a arrancar las medidas legales pertinentes contra tu persona. Por este motivo, la mejor resolución siempre y en todo momento es procurar llegar a un convenio amistoso. En el momento en que el trabajador toma la decisión de dejar la empresa donde trabaja, debe presentar una carta de renuncia facultativa. La carta de renuncia voluntaria es la manera de formalizar el objetivo de la relación laboral por parte del trabajador.

Hablamos de agradecer a la compañía y todos y cada uno de los usados el apoyo mostrado y argumentar las causas de tu renuncia. Ten en cuenta que lo mucho más conveniente es señalar fundamentos personales (por servirnos de un ejemplo, precisas cuidar de tu hijo/a o a tu pareja la han trasladado a otra localidad) o expertos (por poner un ejemplo, una oferta insuperable en otra compañía). La carta de renuncia voluntaria es el documento en el que el trabajador comunica a la compañía su dimisión al puesto de trabajo que ocupa. El artículo se dirige al responsable de Elementos Humanos o al directivo de la entidad y en ella, no posee porqué explicar los motivos de su decisión.

Si las omites, es posible que la carta de renuncia profesional pueda acarrear algún problema a nivel legal. Es importante emplear un tono formal, conciso y educado en todo instante. Un modelo de carta de renuncia con preaviso es el adecuado en las situaciones donde buscas cobrar un finiquito y eludir responsabilidades derivadas de tu dimisión.

No importa si vas a escribir una carta de renuncia laboral simple, una carta de renuncia profesional con preaviso o una carta de renuncia al puesto de trabajo sin preaviso. En todos los casos, es esencial que la redactes para eludir problemas legales y dejar claro qué situación debe enfrentar el trabajador y la compañía. Esperamos haberte ayudado a entender mejor qué es y como realizar una carta de renuncia laboral durante este contenido. Así sea por haber encontrado una ocasión laboral mejor o por motivos personales, todo el planeta puede verse en algún momento en la situación de tener que redactar una carta de renuncia voluntaria. Hoy te contamos paso a paso qué es y cómo redactar una carta de dimisión para marcharte del trabajo sin tener inconvenientes.

Para resumir, si bien no soportes tu trabajo de hoy, es mejor dejarlo quedando bien con la compañía. A lo destacado en la actualidad el tema de la mala reputación profesional te semeja completamente sin importancia… La gente acostumbra sorprenderse de lo difícil que resulta «lavar» una mácula por pésimos rollos al dejar un trabajo, incluso los mucho más triviales. Eso significa que es un concepto bastante desafortunada despedirte de tus jefes recientes diciéndoles que «les den» si quieres sostener una aceptable imagen en tu profesión. Como mencioné anteriormente, tu carta de renuncia facultativa no puede sonar coloquial, sin importar lo más mínimo cuál sea tu relación con la persona que la va a leer.

Debe entregarse en el período de preaviso contemplado por la ley. Es decir, por lo menos 15 días antes que llegue la fecha de dimisión contemplada en la carta de renuncia. Lo habitual, antes de presentar la carta de renuncia voluntaria, es comunicarlo de forma verbal a nuestro jefe directo, para después redactar la carta renunciando al trabajo siguiendo las directrices que os vamos a dejar ahora. Si bien no está de más preguntar en Recursos Humanos si tienen modelos de cartas de renuncia facultativa redactas, en las que solo vamos a deber rellenar los vacíos necesarios. Es habitual que empresas de cierto tamaño que tiene este departamento las tengan preparadas. A través de la presente le comunico mi intención de enseñar la dimisión del cargo que ocupo en la compañía desde el .

carta de renuncia trabajo

A lo largo de los próximos días estaré disponible para una reunión en persona si los considera preciso. Ustedes saben que aprecio bastante el tiempo dedicado en esta compañía al lado de mis compañeros. Desafortunadamente, me veo obligado a dejar mi situación gracias a causas de índole personal.La situación, fuera de mis planes y de mi control, me ha impedido informarles con los 15 días de anticipación necesarios. Les agradezco la oportunidad que me brindaron desde el primero de los días. Mi tiempo dentro de la empresa ha supuesto un aprendizaje y una experiencia que, indudablemente, me van a ser útiles de cara al futuro.

Eso sí, es primordial que la entregues por duplicado y le pidas al responsable de Recursos Humanos que te dé una copia firmada con la que logres acreditar que has entregado en esa fecha el archivo. En todo caso, podrían existir disposiciones particulares a respetar en los términos del contrato de trabajo, o del convenio colectivo. El/La trabajador debe cerciorarse de que cumple con todos ellos antes de proceder a la entrega de la carta.

Una carta de renuncia voluntaria, nunca es algo que deseamos recibir en el área de Elementos Humanos pero que, frente a este contexto, puede por lo menos contribuir de forma positiva a mejorar la comunicación interna en la organización. No le tienes que a nadie una explicación sobre si lo que buscas es un cambio de trayectoriao nuevos horizontes en una empresa de la competencia. Ni siquiera tienes que agradecer por nada a tu jefe si no deseas, si bien siempre y en todo momento debes ser profesional y educado. Debajo del nombre y la dirección del destinatario añade un espacio y anota la fecha de el día de hoy, o la del día en que piensas entregar o enviar la carta. Todo el trabajo que hemos efectuado juntos me ha ayudado a crecer, tanto personal como profesionalmente, y he aprendido bastante de ti como jefe. Gracias por poner siempre y en todo momento las necesidades de tu equipo por delante de las del negocio.

general